¿Qué son las acciones y cómo pueden hacerme ganar dinero?

Una acción es un activo financiero intangible que representa una porción del patrimonio total de una compañía. Cuando compramos acciones nos convertimos en dueños de una parte de la empresa que las emitió. El carácter de socio del accionista está determinado por la cantidad de acciones que posee. Los accionistas mayoritarios de las empresas tienen ciertos privilegios, como formar parte de la junta directiva de la organización y así ser parte del proceso de toma de decisiones.

Las empresas emiten sus acciones a través de las bolsas de valores con el objetivo de financiarse y obtener liquidez inmediata. Primero, la organización decide puertas adentro qué porcentaje de su capital social vender al público. Luego, se realiza una Oferta Pública Inicial (OPI) a la bolsa de valores para que esta permita el libre intercambio de estas acciones. De ser aprobada la oferta, la empresa emite estos activos, los inversores ofertan y se comienza a determinar el precio mediante mecanismo de oferta y demanda. 

Esta primera etapa se denomina “mercado primario”. Cuando la empresa ya vendió todas las acciones que decidió emitir a través de la bolsa de valores comienza el “mercado secundario”, en esta etapa los activos son intercambiados únicamente entre inversores a través de la misma bolsa. El precio por acción sigue fluctuando debido a la oferta y demanda, que está determinada por la psicología de los inversores y por la percepción que el público tenga sobre la organización.

De esta manera, las empresas pueden financiarse para ampliar su infraestructura, expandirse y contratar mano de obra, mientras que los inversores que confían en estas instituciones pueden canalizar su capital hacia estos activos y así ganar dinero mediante una futura venta de las acciones o mediante dividendos. 

Cómo gano dinero con acciones

Las acciones son instrumentos financieros de renta variable. Esto quiere decir que, a diferencia de un plazo fijo o de otros instrumentos de renta fija como los títulos de deuda, las ganancias que podemos obtener con estas no son fijas y dependen de varios factores. Entonces, debemos tener en cuenta que estos activos son más riesgosos. Debemos pensar cuál es nuestro máximo nivel de pérdida aceptado y no invertir más de esa cantidad en acciones. 

Una disminución importante en las ventas de la empresa, una quiebra o un daño reputacional hará que los accionistas, asustados, vendan y el precio de estos activos caerá. De un día para el otro, el dinero que invertimos podría disminuir fuertemente. Por ende, para invertir en estos activos debemos intentar comprender cómo funciona el mercado. Existen diferentes maneras de generar renta con acciones.

Trading de acciones

Mediante un análisis técnico de mercado se puede analizar patrones e identificar el momento adecuado para vender o comprar un determinado activo. Esto requiere de práctica y no es recomendable para los inversores que están dando sus primeros pasos. Pero aquellos expertos en mercados y en bolsas pueden comprar y vender acciones en una misma jornada bursátil y así sacar márgenes de ganancias con cada operación. 

Comprar barato, vender caro

Similar al trading, existe otra técnica que consiste en identificar acciones de empresas que están infravaloradas en el mercado y esperar a que el mercado mismo reconozca su valor. Es decir, reconocemos una verdadera oportunidad, invertimos nuestro dinero y a mediano o largo plazo el precio del activo se ajustará. Una vez que tenga un precio razonable de mercado, podemos vender el activo y obtener una ganancia. 

Inversión de valor

Este método es sinónimo de inversión a largo plazo. Consta de encontrar una compañía altamente rentable (en cuanto a sus ventas, números, balances y demás) e invertir en acciones de dicha compañía. De esta manera, el activo se convierte en una verdadera reserva de valor que puede aumentar su precio año tras año y generarle dividendos al accionista. 

Dividendos

La junta directiva de cada empresa que cotiza en bolsa debe decidir qué porcentaje de las ganancias es destinado a reinvertir en la compañía (abriendo nuevas sucursales o contratando más empleados, por ejemplo) y qué parte va destinada a los dividendos de los accionistas.

Los dividendos, entonces, es el dinero que la empresa le paga a sus accionistas en función a la cantidad de acciones que poseen. Estos se pagan de manera periódica (puede ser una o varias veces al año, depende de cada compañía) y el monto es un porcentaje del precio de cada acción. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top